Morfología, Sintaxis y Lexicología

Blog de la asignatura Morfología, Sintaxis y Lexicología del Profesorado de Lengua y Literatura del IES "Del Atuel".

24/5 El adjetivo

Clase del 24/5

El adjetivo

El adjetivo es una clase de palabra que, básicamente, sirve para caracterizar al sustantivo.

Para analizar esta clase de palabra vamos a utilizar los mismos criterios que utilizamos con el sustantivo (morfológico, semántico y sintáctico) pero con una diferencia: el adjetivo posee unas características que permiten, además una clasificación morfosintáctica, es decir, que combine dos criterios que hasta ahora hemos venido viendo por separado.

 

Criterio morfológico

Morfológicamente, el adjetivo posee las mismas características que el sustantivo, es decir que presenta las flexiones de género y número.

La particularidad aquí se da por el hecho de que estas flexiones se producen por motivos gramaticales: el adjetivo debe coincidir en género y número con el sustantivo (recordar aquí el texto de Manacorda: “Morfología y Morfosintaxis”).

 

Criterio morfosintáctico

Ante todo, debemos recordar que el adjetivo es una palabra que indica las cualidades de un sustantivo, y que una cualidad puede tener distintos grados de “intensidad” (por poner un ejemplo, algo “azul” puede ser “azul”, “muy azul”, “más azul que el cielo”, etc.). La marca dicha intensidad es lo que se conoce como “grados de significación del adjetivo”.

Estos grados de significación se dan en el adjetivo combinando mecanismos morfológicos y sintácticos, y son:

1. Positivo: cuando el adjetivo cualifica solo y sin modificación alguna (ni morfológica ni sintáctica): bueno, alto, grande.

2. Comparativo: cuando la cualidad aparece comparada respecto a otra cosa. Algunos adjetivos son comparativos por sí mismos (peor, mejor, menor, inferior, mayor, superior, etc.), pero por lo general la comparación se da de tres modos:

a. Igualdad: tan importante como.

b. Superioridad: más importante que.

c. Inferioridad: menos importante que.

3. Superlativo: cuando la cualidad aparece en su grado máximo, lo cual puede marcarse con el adverbio “muy” o con los sufijos “-ísimo” y “-érrimo”: muy pobre, pobrísimo, paupérrimo.

 

Como vemos, el grado positivo no lleva ninguna marca, el comparativo (dejando aparte los casos especiales) lleva una marca sintáctica (“tan… como…”, “más… que…”, etc.) mientras que el grado superlativo puede darse por marca sintáctica (“muy…”) o morfológica (“-ísimo”, “-érrimo”).

 

Criterio semántico

Hay distintos tipos de clasificación del adjetivo desde el punto de vista semántico.

Una primera clasificación es la siguiente:

1. Pronominales: aquellos adjetivos que acompañan a un sustantivo, y que, al desaparecer éste, se transforman en pronombres, y, en ningún caso, indican cualidad del sustantivo:

Posesivos: mi, tu, su, etc.

Demostrativos: esos, aquellos, etc.

Indefinidos: unos, algunos, muchos, etc.

Relativos: cuyo, cuya, etc.

Interrogativos-exclamativos: cómo, cuánto, qué, cuál, etc.

Numerales:

Cardinales: uno, dos, etc.

Ordinales: primero, segundo, etc.

Partitivos: mitad, media, décima, etc.

Múltiplos: doble, triple, etc.

Distributivos: cada, sendos, ambos, etc.

Colectivos: decena, docena, etc.

2. No pronominales: aquellos adjetivos que modifican a un sustantivo, y que, al desaparecer éste, se sustantivan; indican una cualidad del sustantivo al que acompañan. Pueden ser:

Calificativos: señalan una cualidad del sustantivo. Pueden ser:

Especificativos: van siempre detrás del nombre, y distinguen a éste del grupo al que pertenece: brazo derecho, tarde gris.

Explicativo o epíteto: va detrás o delante del nombre, y su función es señalar una cualidad del mismo, sin que ésta sea necesaria para diferenciarlo: manso cordero, viejos árboles, tenue rey.

Gentilicios: indican el lugar de origen: empanadas tucumanas.

Patronímicos: indican el apellido.

3.    Procedentes de verbo: aquellos participios que no están auxiliados por un verbo y que modifican al sustantivo: bolsa pesada, corazón partido.

 

Otra clasificación semántica del adjetivo que aparece con mucha frecuencia en los libros de textos es la siguiente:

1. Connotativos: aquellos adjetivos que aportan información acerca del sustantivo al que acompañan. Pueden ser:

Calificativos

Gentilicios

Numerales

2. No connotativos: Dentro de esta categoría sólo se incluyen los artículos, los cuales, desde esta perspectiva, cumplen la función de adjetivos porque acompañan al sustantivo y concuerdan con él en género y número, pero no agregan información.

 

Nota: desde esta asignatura se consideran válidas las dos clasificaciones expuestas más arriba, y dejamos a criterio del alumno la opción por una u otra, dado que consideramos que toda clasificación, sea la que fuere (siempre y cuando tenga un fundamento), se realiza, al fin y al cabo, desde una perspectiva subjetiva.


Criterio semántico

Desde el punto de vista sintáctico, el adjetivo puede desempeñar, básicamente, las siguientes funciones:

a. Modificador directo: La bella y graciosa moza marchose a lavar la ropa.

b. Predicativo subjetivo y objetivo: La película estaba buena. Tiene el auto impecable.

 

 

 

 

About these ads

Una respuesta a “24/5 El adjetivo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: